miércoles, 12 de noviembre de 2014

Calcetines navideños a punto de cruz

Buenos y lluviosos días (al menos por aquí... pero hace falta que llueva) !!

Continuamos en "modo Navidad", y hoy os voy a enseñar algo de mi etapa "pre-fieltro", en la que el punto de cruz era mi referente :)

Me sigue encantando el punto de cruz... pero como el día no tiene suficientes horas, jejejeje... ya no me da para dedicarle tanto tiempo aunque sigo haciendo cosillas. Entre eso... y que en mi casa ya no hay más paredes donde colgar más cuadros... pues se ha ido quedando un poco atrás en la lista de mis manualidades.  Otro problema es que te obliga a pasar mucho tiempo sentad@, y una que ya se va haciendo mayor, lo va notando, y no puedo dedicarle tanto tiempo.

Lo primero es contar de dónde viene esto de los calcetines: No tiene origen en España...como tampoco lo tiene Papá Noel.  En realidad, Papá Noel, es la representación de "San Nicolás" que fué un obispo muy bueno, que vivió en lo que es ahora Turquía hace muuuucho tiempo. Cuenta la leyenda, que un padre muy pobre iba a vender a sus hijas para sobrevivir, y al saberlo San Nicolás, intentó evitarlo.  Dicen que lanzó las pocas monedas que tenía por la chimenea de la casa de las chicas, y que alguna cayó en los calcetines que ellas colgaban allí, y de ahí viene esa tradición.  También dicen que en los países escandinavos, tenían la creencia de que sus dioses les traían presentes a través de las chimeneas (tened en cuenta que por allí hace muuuuucho frío en invierno, y el único agujerito que debe quedar abierto, es el de la chimenea, jeje) Así que, como podéis ver... no sólo de américa se importan tradiciones como Halloween... sino, que desde Europa también se llevaron allí tradiciones como San Nicolás o Papá Noel que allí convirtieron en Santa Claus... ;)

El primer calcetín navideño, fué para mi peque.  No se lo tuve preparado en su primera Navidad porque con él recién nacido, no andaba yo para muchas labores, jijiji, así que, lo estrenó en su segunda Navidad:


Compré tela de "pirineo" de cuadritos, y la parte de atrás de casi todos los calcetines quedaba así, incorporando el cordoncito para colgarlo, claro:


Me pareció una idea tan bonita y colorida, que hice otro para mi sobrina, que es unos meses mayor que mi peque. Lleva como adornos botones de verdad y cascabeles:


Luego ya puestos, decidí equipar a toda la familia, y mi marido eligió este (casi me da algo, porque no le gustaba otro más sencillito), que está totalmente cosido todo el dibujo, así que ya os podréis imaginar el trabajo....jejeje. Al árbol le añadí colgantes de tema navideño como copos de nieve, estrellas, bastones de caramelo, Papá noeles, galleta de jengibre, etc, además de los que ya tenía bordados:



Ya os he hablado alguna vez de mis gatos, y de los bichejos, en general a los que adoro, así que, como os podéis imaginar, cuando ví este calcetín, no me pude resistir, y lo hice para mí (el cascabel también es de verdad):


Y continué:


Este era algo más grande que el resto, pero es que el dibujo era así....jeje... así le cabían más cositas dentro...


Estos últimos fueron para otros dos sobrinitos que llegaron un par de años después:



Cada Navidad, vamos cada uno con nuestro calcetín a casa de mis padres, y Papá Noel siempre les deja dentro chuches a los peques. Es super divertido y emocionante ver sus caras :D

Hasta aquí la entrada de hoy, espero que os haya gustado, y también os haya servido para entender un poco esto de los calcetines navideños ;)

Besitos y hasta la próximaaaa....!

3 comentarios:

  1. Imposible decir cual de todos me gusta más... todos preciosos...

    ResponderEliminar
  2. Preciosos! Tienes patrones para intentar hacerlos? Gracias

    ResponderEliminar